Destacados Opinión Opinión Izquierda Dominicana

PROYECTO DE TESIS DEL MOVIMIENTO CAAMAÑISTA PARA ASUMIR LA SALUD COMUNITARIA Y PERSONAL DESDE LA SOBERANÍA POPULAR

1.-La salud es un derecho inalienable de toda la humanidad. El capitalismo -precedido y cohabitando con otras formaciones económico-sociales- ha contribuido a negar y degradar ese derecho relacionado con la vida misma y con la calidad de la existencia de los seres humanos como individuos/as y como sociedad.

Esto así, porque su razón de ser no está basada en la satisfacción de las necesidades y derechos básicos de la humanidad, sino en las grandes ganancias de los dueños de las empresas productoras de mercancías y servicios de todo tipo; incluidos los directamente relacionados con la dinámica propia y el funcionamiento del organismo humano en su relación con el resto de la naturaleza: alimentación, productos medicinales, medio ambiente, salud física y mental, fisiología corporal, higiene personal y social, descanso, condiciones de trabajo, sueño, estabilidad emocional.

Esto, además, está acompañado de un proceso de concentración de la propiedad, capitales y poderes, que incluye el secuestro de las nuevas tecnología y de los avances del pensamiento científicos para poner al servicio de los grandes capitales y consorcios los procesos productivos, la alimentación de los seres humanos, los servicios médicos y los medicamentos… siempre en interés de sus súper-ganancias y no de las necesidades de la gente, ni de la preservación del patrimonio natural  y sus equilibrios internos.

Al mismo tiempo los procesos de alienación, potenciados en el contexto de las exigencias de la civilización y la ideología burguesa, potencian la tendencia a sobreponer los impulsos mentales a la carga soportable por el cuerpo humano, afectando en mayor grado los equilibrios internos imprescindibles para su estado saludable. Tiene lugar así una suerte de divorcio entre lo que manda la mente y lo que resiste el cuerpo.

Por eso, la reconquista del derecho a la salud para todos y todas es una lucha contra esa dinámica y esos desequilibrios. Es una lucha contra esos intereses degradantes, contra la clase-dominante-gobernante y los Estados bajo su control.

Es, por consiguiente, parte de la lucha de clases y de la lucha política por el poder del pueblo explotado y excluido, en pro de los derechos vitales y la felicidad de todos sectores sometidos a esa dominación.

2.-En el sistema capitalista, muy especialmente en su periferia dependiente tercermundista, no hay ninguna posibilidad de una medicina humanizada, porque ésta se ve impedida por su esencia comercial-explotadora y los limitados excedentes disponibles en el marco de sus modelos corruptos y dilapidadores; imponiendo de paso un sistema de salud, que al convertir en gran escala la salud en negocio, al reducir al mínimo la medicina social, al disponer bajos presupuestos y al bloquear alternativas naturistas de gran impacto:

• Niega los procesos de sanación con la naturaleza.

• Manipula, en función de los intereses dominantes en el mercado capitalista, los espectaculares avances y virtudes de la medicina convencional.

• Cosifica y dogmatiza la ciencia en función del éxito de los negocios privados.

• Desprecia los nocivos efectos secundarios de una buena parte de sus curaciones e incluso de ciertos procedimientos tecno-científicos empleados para superar de determinadas crisis mortales sin erradicar la causa del mal.

• Cura “enfermedades” y prolonga la vida, creando muchas veces nuevas enfermedades y generando nefastas dependencias farmacológicas; calificando y convirtiendo, para auto-protegerse, en “crónicos” y “catastróficos” determinados trastornos de salud realmente superables.

• Y progresivamente ha logrado reducir sensiblemente el derecho a la salud gratuita, privatizando al máximo la investigación, la producción de fármacos, equipos y procedimientos, servicios preventivos, unidades de atención primaria y especializados y la seguridad social; imponiéndole a los sectores de bajos y medianos ingresos cargas económicas insoportables y agobiantes, deteriorando la salud emocional y las condiciones de vida por otras vías.

Tan dramática realidad exige que los pueblos se erijan en factor de presión y de poder para cambiar día a día esa realidad.

Que acumulen fuerzas en pro de grandes transformaciones, asumiendo en su agenda de vida y lucha la recuperación de los valores y prácticas la medicina natural, la salud como sistema estatal-social gratuito y la propuesta de un sistema integral y universal de salud, que eliminando la salud como negocio, y combine el acervo histórico de la sanación con la naturaleza  con los grandes avances tecno-científicos de la medicina convencional; ambas vertientes liberadas de la manipulación comercial y antihumana.

Mientras procede conquistar con la organización popular y ciudadana, y las luchas puntuales, todas las reivindicaciones que se puedan alcanzar y mostrarse como buenos ejemplos.

3.-La autonomía comunitaria (barrial) es la generadora de la fuerza transformadora en esa dirección, que es esencialmente una lucha anticapitalista y anti-imperialista. Su cohesión depende en gran medida de los intereses y las posiciones clasistas que asuma y sustente, de su organización y su conciencia de poder soberano, de su progresiva formación revolucionaria… la que podría potenciarse con la intervención de cuadros y activistas formados en cursos que incluyan la visión alternativa sobre el tema salud y la manera de relacionarse con la sociedad para crear nuevos movimientos abanderados de sus reclamos y metas.

4.-Las escuelas de cuadros son, pues, imprescindibles para avanzar, porque serían la cantera de una formación profesional sólida de aquelos revolucionarios que ayuden y faciliten ese original proceso; dedicando a ese trabajo social la mayor cantidad de horas posibles con el respaldo de las comunidades, que deben ser apoderadas del tema de su salud y sustentar esos esfuerzos.

5.La calidad de la alimentación –precedida de charlas y debates instructivos en las comunidades- tiene que ser uno de los temas principales; relacionado con la sostenibilidad a través de los huertos familiares y colectivos orgánicos, libres de agro-tóxicos, cría de animales menores, abejas, peces, conejos, aves, etc.

6.-Los primeros pasos de la autosuficiencia en los métodos de salud, tanto en curaciones como prevención, deben iniciarse con la fundación de centros comunitarios que proporcionen servicios terapéuticos y educación en las unidades comunitarias de salud (UCS).

7.-Las escuelas y cursos móviles especializados se encargarán de la formación de los educadores y terapeutas comunitarios de salud que trabajen en los centros de salud comunitaria.

8.-La educación sobre el empoderamiento de la salud comunitaria tiene que difundirse intensivamente a través de las redes sociales, mini emisoras, paredes de la ciudad, cruza calles, etc.

9.- Los agro-tóxicos han hecho más daño al medioambiente que todas las actividades contra la naturaleza que ha hecho el ser humano. Por eso, nuestra lucha en ese plano tiene que ser intransigente y exigirle al gobierno y al Estado en su conjunto la suspensión de la entrada de agro-tóxicos a nuestro país, abanderando al pueblo en lucha de la idea de declarar nuestra Madre Tierra libre de esos dañinos productos.

Igualmente, el reciclamiento y control de los plásticos es una medida que hay que exigir y conquistar Es una forma de crear un ambiente de salud en la fauna y flora, así como para las generaciones futuras. Si no lo hacemos ahora, luego será muy tarde, pues nuestra condición de isla nos coloca en un nivel de riesgo muy alto.

Con esos y otros fines procede establecer vínculos de cooperación con la FAO como organización internacional especializada en la alimentación de los sectores más golpeados por la pobreza, el hambre y la desnutrición.

10.-Es necesario también organizar Coordinadoras Comunitarias de Salud (CCS) en diferentes puntos del país, unidas todas en una Coordinadora Central de Salud Nacional (CCSN), capaz coordinar todo el trabajo Identificar los aliados nacionales, por ejemplo: Agricultores orgánicos, Aldeas ecológicas, Mercados ecológicos, Naturistas, Tiendas naturistas, Consejo Nacional de Medicina Natural (CNMN), Grupo naturista adventista, Asociación de Caficultores de Blanco (Esteban Polanco), clúster de agricultores orgánicos en Bayaguana, Comunidad Ecológica Rio Limpio, Gaia, Beat, etc.

Procede también promover la creación de una Coordinadora Internacional en América Latina y el Caribe (CILAC); identificando a la vez los aliados nacionales, por ejemplo: Agricultores orgánicos, Aldeas ecológicas, Mercados ecológicos, Centros Naturistas, Tiendas naturistas…; posibles aliados internacionales pudieran ser Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Cuba, Costa Rica, Honduras, Brasil, Colombia, Científicos medioambientalista: Fritjof Capra, Gerald Pollack, que ya tienen avances en este trascendente tema

11.-Es conveniente tomarle la palabra a la OMS y OPS en sus declaraciones para mejorar la salud de los pueblos. Pasar de las declaraciones a la acción.

12. Las comunidades deben luchar por tener representantes en las clínicas estatales y privadas para que se tomen en cuenta las necesidades específicas de cada comunidad y obtener un registro de valoración de la calidad de los servicios ofrecidos e impartidos y del cumplimiento de los horarios.

13.- Tenemos que involucrar a religiosos revolucionarios, artistas, activistas sociales y otros sectores sensibles al tema de la salud con este enfoque alternativo en proceso de construcción.

14. La salud para todos-as debe enfocarse en la lucha para eliminar todos los intermediarios del negocio de la salud, “corredores de salud, ARS y prestadoras de servicios de salud”. Tenemos que hacer valer los slogans: “¡Salud para todos/as sin intermediarios ni comercialización!” / ¡Defender la vida de la gente frente a un sistema de salud basado en el lucro privado!”

15. La UASD está interesada en fundar la Facultad de Medicina Alternativa o Natural. Esto sería una gran oportunidad para la formación de cuadros para ese sector médico. Incluir la declaración de la organización de los derechos humanos en el tema de la igualdad de derecho para todo el mundo.

Nota: Esta tesis está especialmente destinada a desarrollar este esfuerzo desde las redes de activistas y los promotores más conscientes.

¡EMPODERATE DE TU SALUD Y CURATE!

INTRODUCCION

            Este cuaderno trata de los aspectos teórico-prácticos de la prevención y auto-curación en la salud humana desde un pensamiento emancipador del pueblo explotado y oprimido; y generador de una auto-estima personal, para ponerla al servicio de la colectividad.

• Enseña que la condición de salud o enfermedad es un estado sistémico que abarca factores tan disimiles como la consciencia, calidad de la alimentación, medio ambiente donde vivimos, higiene, mente, sentimientos de culpabilidad, felicidad, rencor, odio, frustraciones, amor, tradiciones, procesos históricos ancestrales, fenómenos cósmicos, abuso de fármacos y, otras tantas influencias de diferentes fuentes.

• Concientiza y contribuye a desarrollar el poder del pueblo trabajador y los sectores excluidos para asumir su responsabilidad respecto a la necesidad humanizar el sistema de salud con las movilizaciones de la fuerza de las comunidades, en la medida que luchen por su autonomía.

• Plantea las posibilidades reales de ejercer la salud como un derecho inalienable y humano, como fuerza motora de transformación en la lucha de clases, y la construcción de un sistema de salud comunitario humanizado y eficiente.

• Expone las formas de lucha socio-ideológica para lograr ese derecho, en base al trabajo comunitario, al empoderamiento de las comunidades en su autogestión, rescatando la autonomía de las comunidades, hace tiempo arrebatada por los estamentos de poder nacional y extranjero; fortaleciendo el movimiento de desobediencia civil y no-violencia frente todos sus aspectos inhumanos e inmorales; así, como el inescrupuloso y criminal negocio de la salud, sin descartar otras formas de lucha revolucionaria.

• Demuestra que la mayoría de las enfermedades no son enfermedades, más bien son alarmas mente-cuerpo que señalan que algo anda mal y tiene que ser corregido, porque si las suprimimos con medicamentos farmacéuticos, tarde o tempranos se revertirán en verdaderas enfermedades crónicas degenerativas incurables catastróficas, inducidas por la mala práctica médica y el negocio capitalista de la salud.        

• Explica que casi todas las mal llamadas “enfermedades”, pueden prevenirse o curarse completamente, si la persona asume la responsabilidad de su salud, crea las condiciones psicológicas, espirituales, fisiológica y ecológicas para la curación, convirtiéndose en un Estudiante de Salud activo en vez de permanecer pasivo como un paciente o cliente del sistema, que finalmente termina en una mercancía más.

• Abunda sobre el espiritual, no religioso, de la salud, y asume la “enfermedad” como una oportunidad de reflexión y una herramienta para nuestra evolución espiritual mística y revolucionaria.

• Trabaja en el rescate del sacerdocio de las curanderas/os, comadronas y médicos de vocación. Huertos agrícolas y plantas medicinales. Crianzas de animales en forma sana, cooperativismo, talleres de entrenamiento práctico y centros de estudios de capacitación comunitaria, boticas naturales con remedios fabricados por las mismas comunidades, centros de salud y terapias naturales al alcance de todos.

Sin la participación revolucionaria de las comunidades autónomas, no habrá transformaciones en el sistema médico criminal, inhumano y opresivo. El problema de la salud permea todos los sectores sociales y por esta razón puede servir como instrumento de lucha revolucionaria ideológica hacia el socialismo y la hegemonía de las clases sociales más avanzadas. ¡Hasta la victoria siempre!

EN EL CAPITALISMO NO PUEDE HABER UN SERVICIO MÉDICO HUMANIZADO PARA TODOS

En el capitalismo no puede haber una medicina humanizada, porque la naturaleza del sistema capitalista es la explotación, capitalización de todo, cosificación (mercancía) y plusvalía. Esta generación de riqueza ilícita la obtiene a través de la “compra” de la fuerza de trabajo obrera, campesina y personal de servicios burocráticos. Su arma más poderosa es la alienación de la población en todas sus variantes.

Pero también es verdad que nosotros podemos empoderarnos de nuestra salud y asumir la responsabilidad que nos corresponde en nuestra comunidad. Es un derecho avalado por la declaración de los derechos humanos. Ver anexo 1.

El trabajo de unificación de las comunidades alrededor de un interés común y primordial como lo es la salud, es un poderoso factor unificador y humanizante.

……..

¿POR QUÉ UNA LUCHA DE IDEAS A FAVOR DE LA SALUD DEL PUEBLO?

Las conquistas del pueblo en el sistema capitalista solamente se pueden lograrse a través de la lucha…  Esa lucha tiene a su vez un carácter ideológico, esto es incluye la lucha de ideas correspondientes a las clases enfrentadas.

Son las ideas, el pensamiento, la teoría que nutre la acción, lo que determina el carácter y la esencia de la lucha y los niveles de la conciencia de clase.

La lucha por la salud para todos, en forma humanizada y eficiente, desligada del mercantilismo capitalista, no escapa a la lucha ideológica entre las clases.

La salud para todos es una de la conquista fundamental y a la vez elemental, contemplada en la carta de los derechos humanos de la ONU y en casi todas las constituciones.

Pero esta carta no incluye ni promueve la lucha de clase, por tanto, es un simple enunciado, utilizado como sedante por el capitalismo.

A ese derecho universalmente consagrado tenemos que agregarle el motor que puede llevarlo a ser realidad: el pensamiento transformador anticapitalista que se apoya en el marxismo creador, en el socialismo fundamentado en el acervo científico de la humanidad 

LA ECOLOGIA Y EL SER HUMANO

Nunca podremos exterminar la naturaleza, lo que puede suceder es que el ser humano acabe con todos los recursos que necesita para vivir y sucumba.                                

El antropocentrismo, acompañado del antropomorfismo (a imagen y semejanza) y la arrogancia humana religiosa nos hacen creer que de verdad somos los responsables que este mundo continúe o sucumba.

Nada más fantasioso que esto, siempre hay quienes ignoran que fuimos los últimos en llegar a este planeta (aparecer en la cadena evolutiva). La tierra evolucionó sin nosotros y lo seguirá haciendo de la misma manera, estemos aquí o no.

Es más humilde y juicioso, entender que somos un elemento más de la Madre Naturaleza o Consciencia Universal. Si al fenómeno humano no le agregamos la parte espiritual o mística (no religiosa), poca importancia tendría nuestra existencia sobre la tierra.

Por eso, la tierra no es solamente para quien la trabaja, sino para quien la respete, venere y ame.

La ecología tiene que tener un gran contenido de amor y devoción hacia la Madre Tierra. Este elemento es esencial para establecer una relación de armonía con la Madre Naturaleza. Si este fenómeno de armonía no se da, simplemente la lucha y defensa de la Madre Tierra se convierte en una lucha de intereses, que finalmente terminan con el sentido mezquino de propiedad.

Ya se entiende bastante que la ecología externa, por ejemplo, Loma Miranda o Los Haitises, tenemos que protegerla de los intereses rapases del imperio criminal inescrupuloso.

 Pero se ha tardo mucho entender que nuestra ecología interna (nuestro cuerpo), es también una extensión de la ecología externa y viceversa.

 Así, que tenemos “doble” responsabilidad.

De nada valdría luchar por la ecología externa y ser un insensible depredador de la ecología interna personal de cada uno de nosotros. No cuidar de nuestra salud, es también una forma de agresión a la Madre Tierra.

Alimentarse de los mal llamados alimentos de la industria “alimenticia”, con altísimos niveles de contaminación de todo tipo, dentro de ellos agro-tóxicos, químicos conservantes ofensivos, hormonales, factores cancerígenos, vicios, ropa inadecuada, pasta de diente con fluoruro, jabones tóxicos, cadenas imperialistas de “comidas”, etc, es atentar contra nuestra salud y nuestras vidas y dañar doblemente la naturaleza.

Porque para producir toda esa basura, hay que contaminar a la Naturaleza, proporcionándole de pasa al imperio más ganancias para aumentar su poder sobre nosotros.

Es también una forma inconsciente irresponsable de depredación y contaminación personal. No es una exageración: el abuso de consumo de medicamentos farmacéuticos es también una forma de fumigar el organismo humano, llevándolo al caos y a las verdaderas enfermedades.

El consumo de los productos orgánicos comestibles, equivale a una protección y defensa a la ecología interna y externa, ya que cuando compramos estos productos, beneficiamos y apoyamos a nuestros agricultores que decidieron no maltratar más a nuestra Madre Tierra. Cuando hacemos huertos familiares y jardines, parques, aumentamos la concentración de oxígeno en nuestras comunidades.

Esa es una manera de contribuir a crear un nuevo sistema de salud y alimentación sana que se corresponda con la protección de la ecología interna, un modelo de salud que pueda multiplicarse en las comunidades con sus modificaciones particulares del lugar dado.

De esta forma saldremos de la esclavitud medicamentosa avasalladora y del mito de las enfermedades crónicas degenerativas incurables o catastróficas.

 Esta es una buena forma de contribuir a la liberación del yugo-imperialista, una modalidad de la lucha antimperialista. 

EL ARMA MAS PODEROSA DEL CAPITALISMO Y DEL IMPERIALISMO ES LA ALIENACION

“Instrúyanse, porque tendremos necesidad de toda vuestra inteligencia. Agítense, porque tendremos necesidad de todo vuestro entusiasmo. Organícense, porque tendremos necesidad de toda vuestra fuerza. La conquista del poder cultural es previa a la del poder político y esto se logra mediante la acción concertada de los intelectuales llamados “orgánicos infiltrados en todos los medios de comunicación, expresión y universitarios.” Antonio Gramsci.

En esta etapa del sistema imperialista, su arma más poderosa es la alienación de la población en todas sus variantes.

Los estudios en neurociencia informan que al comenzar el día nosotros encendemos nuestro “piloto automático” (automatización de la mente) condicionada por los hábitos; eso significa que durante todo el día actuamos en forma automática, no estamos consciente de los que hacemos ni tenemos control de nuestras actuaciones.

Un 95% de nuestras actuaciones van por el control de nuestro piloto automático y solo 5% en el mejor de los casos se realizan bajo nuestro control consiente. Nuestro automatismo se rige básicamente por las condiciones impuesta en la sociedad, a través de los medios (TV, radio, internet, cine, escuela, universidad, etc. Así que en la mayoría de las veces actuamos de acuerdo a lo que nos han “enseñado”.

Por esta razón, uno de los retos más difíciles que enfrentan las comunidades en el presente es aprender a desaprender, utilizando como herramientas la desobediencia civil a todo lo que es inmoral e inhumano, con los recursos inagotables de la no-violencia activa, sin descartar la autodefensa de la comunidad por la vía armada. Un buen ejemplo es la comunidad autónoma de Chiapas, México, bajo el liderazgo del sub-comandante Marcos.

En el pasado, la calificación de analfabeta se refería a una persona que no sabía leer ni escribir, ese concepto seria hoy incompleto sino agregamos que analfabeta es aquel que es incapaz de desaprender.

Tenemos que crear nuevos abecedarios y alfabetizaciones de lucha popular que nos lleven a lograr la autonomía comunitaria. Sin la autonomía comunitaria no habrá poder popular, continuará siendo un barrio amorfo desestructurado ideológicamente y desclasado, que es precisamente lo que necesita el sistema capitalista para mantener su poder de alienación y manipulación.

“La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas.” CARLOS MARX. La alienación crea necesidades artificiales innecesarias, esto hace que la persona gaste toda su vida detrás de basura que no necesita y así, nunca luche por las verdaderas transformaciones sociales y espirituales que pueden hacer mejores seres humanos en la comunidad.

La alienación es una forma de esclavitud sutil muy bien pensada por los estamentos de poder. Te hace perder los vínculos humanos y te aísla en un mundo virtual que solo estas tú y tu celular o laptop. Crea individuos huérfanos del calor humano, afectivamente áridos con una gran incapacidad solidaria. Seres severamente mutilados que dejaron de ser para tener. Desconectados totalmente de su entorno y la naturaleza, convirtiéndolos en entidades de corazón de acero inoxidable.

Esta es la cantera de donde salen los mercenarios al servicio del ejercito imperialista, el negocio de las drogas, la basura de la música convertida en bulla y el veneno de la industria toxico alimenticia.

El ser humano nuevo, hombre o mujer, se forja en la resistencia a las agresiones alienantes imperialistas hasta hacerse impermeable a ellas.   

LA EDUCACION PERSONAL Y SOCIAL COMO UNA HERRAMIENTA LIBERADORA Y RELEVO DE LAS PROXIMAS GENERACIONES

El tema de la educación entre los comunistas dominicanos ha tenido muchas altas y bajas, también mucho autodidactismo lo cual no siempre ha sido malo.

Pero la “educación”, privatizada o estatal, servida al pueblo, tanto escolar como universitaria, ha sufrido una grandísima transformación (mecanización), con un nivel de manipulación y alienación barbárica.

 Los estamentos de poder controlan todos los niveles de “educación” y la han convertido en una fábrica de “profesionales” robotizados.  Crearon un mercado de “profesionales” que excede en mucho las ofertas de trabajo y esto a su vez provoca la depresión salarial. Siempre se escucha decir “para que tantos profesionales”, pero realmente se trata de una estrategia para producir esos resultados.

Esta situación es grave, dado que la educación de las nuevas generaciones está en manos de la clase dominante y los gobiernos que los representan, ante la ausencia de un profesorado y comunidades que sirvan de contrapeso auspiciado programas no alienantes.

En ese contexto la tanda extendida sirve a una estrategia de ampliación del tiempo para realizar el trabajo de banalización del saber, alienación y confusión

Tenemos, pues, que crear mecanismos autónomos de educación para la formación de nuestra juventud tanto escolar como de nivel superior, y promover iniciativas paralelas junto al incremento de la capacidad de presión sobre el sistema adverso.

Entre ellas vale pensar en la fundación de un instituto o universidad para la formación de profesionales revolucionarios. Es posible que se pueda conseguir la cooperación de los egresados de los países socialistas (incluida Cuba) y de otros tantos intelectuales que pudieran ser invitados a impartir clases temporal.

Todo esto puede sonar inmensamente difícil y casi imposible, pero sino competimos en el área de la educación tendremos menos incidencia en el campo del conocimiento y mayores desventajas frente al poder constituido.

Nota: Estudiantes y profesores mexicanos del sistema de educación Paulo Freire, dieron un seminario en San Pedro de Macorís.

EL EMPODERAMIENTO INDIVIDUAL DEL SER HUMANO

“La cultura es cosa muy distinta. Es organización, disciplina del Yo interior, apoderamiento de la personalidad propia, conquista de superior conciencia por la cual se llega a comprender el valor histórico que uno tiene, su función en la vida, sus derechos y sus deberes.” Antonio Gramsci

Debernos ser muy cuidadosos en el trabajo de organización y estructuración de las comunidades autónomas. Hay que superar prácticas fracasadas de dirección. Vale aprender de ciertas experiencias.

 En el pasado, tanto en nuestro país como en otros países hermanos, en el campo de las fuerzas revolucionarias influyeron sensiblemente una parte de los métodos propios del capitalismo, incluso en los partidos comunistas y revolucionarios, en las organizaciones gremiales y en las transiciones de orientación socialista.

Esta forma de trabajo propio de modelos capitalistas heredados, no superados en el plano de las ideas, impidió el nacimiento y formación de liderazgos colectivos y prácticas de democracia horizontal, abriéndole cauces a modalidades inflexibles y piramidales de dirección, que terminaron reciclando el caudillismo y dirección mesiánica.

Este fue y sigue siendo uno de los obstáculos más importante a superar para dar paso a formas democráticas que impliquen el respeto y el estímulo a la diversidad de líderes en los diferentes procesos y periodos, cada vez más creativos y mejor formados como seres humanos.

Es que debemos aspirar a los comités de coordinación en vez de los comités centrales con un secretario general o presidentes, que lo único que representa es el tope del poder, lo que incentiva la lucha por el poder en esas organizaciones.

Si cada miembro de la comunidad se siente representado por el mismo y tiene acceso a todos los niveles de organización y estructura de la comunidad, la lucha por el poder queda como una motivación sin sentido.

También eso ayudaría a desvanecer gradualmente la idea del caudillismo mesiánico de los que se autodefinen o asumen como imprescindibles. El reconocimiento a los líderes tendría entonces carácter espontaneo, producto del reconocimiento de su trabajo y su talento, y no de la arrogancia e imposición. 

Es verdad que esto nos coloca en situaciones de mucho riesgo frente a los servicios de seguridad que siempre han infiltrado agentes para hacer su trabajo de división y exterminación de los líderes del movimiento revolucionario. Pero también crea la necesidad de una protección colectiva (comunitaria) de las organizaciones y de los líderes que depositan su confianza en el poder popular.

Esto nos prepara para evitar la repetición de despojo de poder al pueblo por el cual pasaron todas las “tomas de poder” en las revoluciones pasadas. Porque una vez se establecieron como gobiernos revolucionarios, desarmaron al pueblo y lo sometieron a la fuerza de un ejército revolucionario que “protegiera al pueblo”, sin permitir que el pueblo se defienda por sí mismo.

Esta desconfianza en el pueblo armado, debilitó la fuerza revolucionaria que tomo el poder en cada caso y dio paso a la formación de una elite privilegiada que se enquistó en el Estado, facilitando un proceso de degeneración y caudillismo revolucionario, que terminó usurpando el poder del pueblo.

A la hora del trabajo comunitario, de los nuevos procesos organizativos, hay que tener presentes esos resultados para poder generar procesos con capacidad de auto-superación.

LOS RESPONSABLES DE CAMBIAR EL SISTEMA SOMOS NOSOTROS/AS.

Siendo la alienación la herramienta más poderosa de la sociedad capitalista, el estudiante de salud está llamado a asumir la responsabilidad de su salud personal y el de la comunidad.

Para esto tiene que empoderarse en su aprendizaje y verificarlo en la práctica diaria en su vida personal y dentro de la comunidad.

No habrá avance importante hasta que la salud no tenga un carácter social comunitario y eso no se logra si se forman a nivel individual los integrantes de las redes encargadas de organizar y educar las comunidades.

Para eso es necesario alfabetizarse en el área de salud, junto a su comunidad, desaprendiendo en gran medida la concepción que en materia de salud ha impuesto el sistema dominante, que ha convertido la salud en una mercancía para servir y enriquecer a unos pocos.

Así, que el primer escalón para liberación en el área de la salud es convertirse en un Estudiante de Salud, que implica asumir la responsabilidad de su salud y lograr el liderazgo en su comunidad a base de sus conocimientos y dedicación. Esto conlleva su auto-curación, acercándose más al método que usan los animales en condiciones salvajes.

Un segundo paso es crear su propio programa de salud inicialmente con un Guía de Salud de experiencia en el área.

El tercer paso es crear la consciencia de salud individual y colectiva, subjetividad positiva y generar salud a través de la mente y la consciencia, porque nadie puede curarse si considera que la enfermedad que tiene es incurable.

Y finalmente ser compasivo y feliz consigo mismo. Esa actitud trabajo es la que crea las condiciones para hacer una medicina socializada dentro de la comunidad. Tenemos, en fin, que aumentar nuestra capacidad de conspiración en la lucha por una nueva concepción en la política de salud. 

Es mandatorio, por ejemplo, sustituir la sal por el agua de mar por su contenido nutritivo y curativo. Para eso se pueden crear dispensarios donde la gente obtenga su agua prácticamente gratis. Igual remplazar el azúcar industrial por la que contienen los alimentos naturales y por la miel de abeja bien dosificada. Estos son medidas que contrarrestan la hipertensión y la diabetes sin ingerir medicamentos que dañan los riñones y el hígado. 

No hay que acabar con las enfermedades crónicas, sino con los que las inducen y con los tratamientos que las fomentan.

No hay que acabar con el hambre y la mala alimentación, sino con los que la crean, fomentan e imponen para enriquecerse.

PARTICIPACION DE LA COMUNIDAD EN CENTROS DE SALUD (ESTATALES Y PRIVADOS)

La intervención de las comunidades urbanas en la participación del control de los centros de salud privados y públicos es cada vez más necesaria.

Señalar el caso de Claudio Caamaño. Si el centro de salud está ubicado en una comunidad urbana o rural, su funcionamiento tiene que estar en parte regulado por los intereses de la comunidad dada, ya que si es privado los beneficios que obtiene son producto del negocio que hacen allí, y se es publico pertenece a los/as contribuyentes y debe ser propiedad social.

Pero también hay clínicas de la burguesía y de sectores de altos ingresos que están en comunidades de bajos salarios, que no atienden a la población que las rodea.

Las comunidades tienen que emprender la lucha para que haya un acuerdo de asistencia en los casos de emergencias médicas de cualquier de los miembros de la comunidad dada. Porque de lo que se trata es de la vida de un ser humano que están importante como la de cualquier otra.

MC

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *